martes, 17 de octubre de 2017

Música, pintura, poesía: Free jazz, Rik Lina, Mary Jacob


Es un placer para mí dar a conocer aquí esta ejemplar muestra de la libertad absoluta y exaltante del automatismo, así como del no menos exaltante comunitarismo de la inspiración.
Rik Lina, en el período anual que pasa en Amsterdam, visita con frecuencia el Zaal 100. local muy cercano a su casa donde se puede escuchar buen jazz. Allí, mientras los músicos improvisan, él capta sonidos y ritmos en sus dibujos “free-jazz”, similares a muchos otros suyos de “escritura asémica” a que ya hemos aludido, como por ejemplo los que acompañan su colaboración con Will Alexander en Spectral hyerogliphics.
Nadja Lina, hija del artista, hace una filmación, pudiendo verse en acción al saxo tenor John Dikeman, al bajista Udis Vitols y al batería Onno Goveart, además de, por supuesto, al propio Rik Lina.
Luego, uno de los dibujos nde Rik Lina inspira a su vez un poema de Mary Jacob, a quien conocemos por su actividad surrealista en el País de Gales:

“Dechiphrage”, Hannover, 1991/1992

Rik Lina, Planeta secreto, 1992

Siguiendo con Rik Lina, aprovecho su amabilidad de enviarme en pdf estos dos catálogos que revelan una vez más el carácter muchas veces secreto pero siempre incesante del surrealismo. Son los años 1991 y 1992, y encontramos muchos nombres del surrealismo y muy estrechas cercanías: el propio Rik Lina, Rikki Ducornet, Anne Ethuin, Giovanna, Kathleen Fox, Roman Erbern, Dave Bobroske, El Janabi, Fredy Flores Knistoff, Stuart Inman, Jorge Leal Labrín, Tony Pusey, Gerald Stack, Pavel Turnovsky, Bo Veisland, Guy Ducornet, John Welson, Peter Wood, Karol Baron, Karl Otto Götz, Paul Goodman, Anneliese Hager, Édouard Jaguer, Miguel Lohlé, Conroy Maddox, Antoni Zidron, Philip West, Peter Wood, etc.
El título “Surrealistas hoy” ya era un desafío a todo tipo de enterradores y de ignaros.
El manifiesto que reproducimos más abajo, plenamente vigente, no quiso el propietario de la galería incluirlo en el catálogo de 1991.
En una próxima entrega, avanzaremos con más catálogos como el de “Wanted-cadavre”, otra prueba de fuerza del año 1992, fruto de la asociación Capa-Hourglass-Droomschaar, y que en ese caso tuvo lugar en la capital francesa.

sábado, 14 de octubre de 2017

Michel Zimbacca: “Libre moiseau”


Hoy se inaugura en París una exposición importante, en que Michel Zimbacca (quien forma parte del surrealismo ¡desde 1949!) reúne pinturas, dibujos, collages y objetos, bajo el título de “Libre moiseau”. El día de la clausura, viernes 28, se proyectarán sus películas.
A la vez, las ediciones Sonámbula y Loplop publican una recopilación con poemas, dibujos, pinturas, montajes y recortes propios, que comentaremos aquí en su momento. El prefacio es de Guy Girard y el título Sans cent vierges ni virgule suivi de Conseil de nuit.
Libro y exposición suponen también un más que justo homenaje a una figura inamovible del movimiento surrealista durante cerca de siete décadas.
En el enlace de su exposición, recomendamos las entradas de Ghérasim Luca y Philippe Lemaire.

“El surrealismo en los suburbios de Lisboa”

Ya creo que aludimos a esta exposición colectiva que organiza Carlos Martins en Portugal, concretamente en la Galeria de arte Áurea, Quinta do Conde, Setúbal, Portugal. 
Abierta hoy, va dedicada a Pedro Oom, Mário Henrique Leiria, António Maria Lisboa y Mário Cesariny, fundadores del Grupo Surrealista de Lisboa.
Los participantes son Miguel de Carvalho, Leo Labelle, Veronica Cabanillas, Tim White, Doug Campbell, Patrick Lepetit, Singwan Chong Li, Rodrigo Verdugo, Daniel Cotrina Rowe, Bronce Bronce, Rik Lina, Seixas Peixoto, Gregg Simpson, John Welson Ana Santos, Ana Isabel Camilo, Richard Misiano-Genovese, Michael Vandelaar, Carlos Martins, Daniel C. Boyer, Karl Hicimos, Craig Wilson, Janice Hathaway, Sebastian Riveros, Pedro Prata, David Nadeau, Luis Morgadinho, Enrique de Santiago y Engin Umer.
En el enlace que damos hay una semblanza tanto del veterano surrealista Carlos Martins como de Ana Santos, que organizan esta exposición ajena a los círculos oficiales.

Carlos Delgado Páez: “Morfología del silencio”

Pintura de Carlos Delgado Páez

A lo largo de este mes, se celebra la exposición “Morfología del Silencio” de Carlos Delgado Páez, en la Sala de exposiciones de la Casa de la Cultura de Ñuñoa, Chile.
En el enlace que damos, Carlos Delgado Páez alude a “los encuentros fortuitos con las imágenes que reparten el sueño de la creación” y añade que “estas obras libres de prejuicio estético navegan en el mundo del silencio creativo”.
Carlos Delgado Páez ha publicado el libro de poemas Abdu poética (1998) y ha colaborado en Derrame y Punto Seguido.

Exposición Marcel Lecomte

Collage de Paul Colinet, 1933

Hasta febrero del próximo año se celebra esta importante exposición sobre el gran Marcel Lecomte, con todo tipo de obras y documentos a él asociados.
Recordemos que a la vez prosigue otra exposición dedicada a las relaciones entre Magritte y Lecomte
Ambas exposiciones forman parte de un conjunto de eventos motivados por el 50 aniversario de la desaparición del artista. Menos interés ofrece la dedicada a Broodthaers y Magritte, que “interpreta” a Magritte a la luz de nombres (incluido un Andy Warhol!) que lo hubieran hecho encrisparse a su incomparable manera. La impostura es un rayo flácido pero que nunca cesa, aunque para una antología del cretinismo profundo, irredimible y en cataratas tan abundante en las cloacas mediáticas, nada mejor que, quien tenga paciencia (y estómago) para ello, pinche el enlace final.
Blaise Cendrars: “La crítica del arte es tan imbécil como el esperanto”.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Dan Stanciu y Sasha Vlad: pareidolias

Dan Stanciu/Sasha Vlad/ MPC

Dan Stanciu y Sasha Vlad indagan hace tiempo el fenómeno de las pareidolias, que tanto ha atraído siempre a los surrealistas.
En este caso, han tenido la atención de partir de algunas de las fotos mías de traviesas de vías férreas portuguesas, una selección de las cuales ya publiqué como pdf hace unos meses. Han añadido dos imágenes rocosas que capté en el último abril por las afueras de la villa de Sendim, Miranda do Douro, y que les envié dada la curiosidad que les habían producido los extraños seres surgidos de las vetas de la madera.
Este puñado de fotos alcanza un destino incandescente con los textos estupendos que les han dedicado. Ahora serán los sorprendidos los propios protagonistas, al verse tan fidedignamente identificados (en cuanto al fotógrafo, ni ha visto ni verá nunca su firma mejor acompañada, ni sus fotos más prestigiadas).